dashblog logo
Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Planeo enviarte contenido muy interesante cada domingo, al cual tendrás acceso sólo suscribiéndote al newsletter

Zapisz Zapisz

ME PERDÍ PARA REENCONTRARME

Aún recuerdo como si fuera ayer la sensación de sentirme perdida sin tener idea de hacía donde tomaría rumbo mi vida, sentía duda de todas las decisiones que había tomado hasta el momento y me atormentaba el juicio que otros ejercían sobre mi.

 

¿Qué hago con mi vida?, ¿cuándo me estaré mejor?, ¿cuándo bajaré de peso?, ¿cuándo encontrare el amor?, ¿cuándo viajare por el mundo?, ¿me voy a casar?, ¿me quedaré sola?, ¿cuándo dejaré los miedos?, ¿cuándo seré eso que quiero?, ¿es mi trabajo lo que quiero?, ¿y si mi vocación es hacer ropa para gatitos?…El mapa que tengo me dice que es por aquí, pero no creo que ese sea el camino, ahora estoy más confundida que Dori.

 

Sentirse perdida es otro capitulo que es necesario atravesar en el camino del crecimiento personal, no voy a mentirte no hay un baúl de oro esperándote al final del camino, ni una receta mágica que solucionará todo, es un camino solitario, doloroso y maravilloso.

 

Solitario no por que seas la única que lo atraviesa, y tampoco por que no haya personas a tu alrededor, puedes estar rodeada de personas que te aman, pero nunca nadie comprenderá tu dolor, por que es el dolor de tu crecimiento personal, así de sencillo.

 

Recuerdo que en mis peores momentos de crisis existencial me sentía como un como un zombie en The Walking Dead que caminaba sin rumbo por el limbo, pero lo más complicado de todo esto era la falta de conexión que había perdido con la persona que era y tenía temor de no volverme a recuperar.

 

Este momento, mientras era un zombie perdido en el limbo para mí se volvió un nuevo punto de partida en mi camino personal, en donde decidí que rumbo emprendería, es decir de que forma iba asumir mi vida,  bajo los mismos hábitos, arrastrando las mismas limitaciones, permitir que otras personas y situaciones externas determinaran mi forma de vivir la vida, o soltar el miedo y el apego a todo aquello que consideraba “cómodo y seguro”,  dar una salto hacia la libertad personal, dejando el equipaje y emprender la vida con una nueva perspectiva en donde yo tomara y no las circunstancias.

 

Al llegar a este punto es en donde comienzas a ver lo maravilloso de todo este proceso, por que aunque es un camino que no termina nunca siempre, siempre tienes la increíble capacidad de seguir descubriendo cosas maravillosas en ti, ya que mientras avanzamos y crecemos vamos descubriendo nuevas cosas, esa es la maravilla de nosotros los seres humanos.

 

Y es entonces, cuando aceptas que, si te has perdido, pero ha sido para reencontrarte con tu esencia y con ese eslabón que faltaba en ti, y efectivamente no recuperas la vieja versión de ti, por que habrás avanzado hacía tu versión 2.0, una en donde eres consciente de ti, y el poder que tienes sobre tu vida.

compartir
1

Aún sin comentarios.

¿En que estas pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

%d bloggers like this: