dashblog logo
Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Planeo enviarte contenido muy interesante cada domingo, al cual tendrás acceso sólo suscribiéndote al newsletter

Zapisz Zapisz

LAS RESPUESTAS QUE BUSCAS, ESTÁN EN TÍ

La frase “Todas las respuestas están en tí”, me parece muy inspiradora, pero confieso que a veces es confusa y muy abrumadora, sobre todo cuando ni yo misma sé lo que quiero, ¿cómo voy a encontrar las respuestas ahí?

Para una apasionada del control como yo (guilty) hay ocasiones en las que sólo que deseo que llegue una vidente con una bolita de cristal para ver el futuro, que me de las instrucciones exactas para cada paso en mi vida, nunca equivocarme y siempre ser feliz (check), es un sueño muy, muy irreal (y aburrido he de aceptarlo)…de ser así ¿qué chiste tendría este maravilloso misterio lleno de lecciones llamado vida?

Y aunque, a veces (sólo a veces)  no aceptemos, somos las únicas con las respuestas de nuestra vida, siempre están guardaditas en nuestro corazón, mente y cada parte de nuestro bello cuerpesito, a veces dormidas (muy recónditas) esperando a ser descubiertas para salir a la luz y en ocasiones, están a la vista, grítandonos, ¡hey aquí estoy!, ¡tengo las respuestas!, ¡hello!, !yuju!  perooo a veces, (sólo a veces) somos obstinadas a nuestra idea de cómo deben ser las cosas, no las vemos…pues se cansan de gritar, y se van a dormir plácidamente hasta que la vida nos golpeé máas duro, para entonces sí, decidirnos a hacer el trabajo interno al que en ocasiones le damos la vuelta.

Tal vez te preguntas ¿cómo consigo acceso a las respuestas que busco?, ¿las espero sentada y solitas llegarán a mí?, ¿digo las palabras mágicas?, ¿se trata de hacer un ritual?, ¿enciendo una vela? o ¿cómo?

No es tan sencillo, no hay formula mágica, pero tampoco es tan complicado hay técnicas sencillas para darles un pequeño empujón que implica un compromiso de tu parte para buscarlas con mucha fé y que salgan de una vez por todas, así que,

¡Toma nota por si no las has intentado o alguna te falta!

  • MEDITAR

está sería la mamá de las técnicas, y antes de que pienses, “es que no sé meditar”, “nunca logró poner mi mente en blanco”, creéme que yo tampoco lo he logrado, meditar no trata de llegar a un punto en donde no pienses en nada (se pueden lograr niveles de consciencia muy grandes con mucha practica y paciencia) pero para nuestro punto, es necesario relajarnos y dejar que los pensamientos fluuuyaaannn como una hojita, déjalos fluir, observalos ellos solitos irán saliendo

  • CAMINAR O CORRER AL AIRE LIBRE

Si meditar no es lo tuyo, o todavía no sabes muy bien cómo hacerlo puedes optar por salir a caminar o correr al aire libre, para mí correr es una de las técnicas que más me funciona, de hecho es otra forma de meditar sólo un poco más consciente, en donde dejamos que los pensamientos fluyan.

  • ESCRIBIR

My #1 therapy, escribir siempre ayuda, y antes de que pienses “es que no soy escritora”, “no nací con ese don”, todos absolutamente todos somos capaces de escribir, no tienes que ser experta, ni hacer que las cosas rimen ni nada, sólo escribir a como tus pensamientos van, no importa que nada tenga sentido, ya habrá tiempo de leer e ir organizando todo, así que ten una libretista bonita (tipo diario) en donde puedas escribir cada vez que te sientas atorada en algo, leer y reflexionar, que está pasando.

  • LLORAR

También es válido, a veces tenemos taanntas cosas acumuladas y honestamente no somos bodegas de emociones, contenerlas es todo lo contrario a libertad, así que, prepara los kleenex, un vaso de agua y tomate tu tiempo para una buena sesión de lloroterapía, a veces sólo necesitamos darle es respiro al plexus solar para que fluya la energía.

  • PINTAR O DIBUJAR

Esta técnica también aplica como una forma de meditación en donde nos concentramos en la actividad y los pensamientos fluyen solitos, no necesitas ser Picasso, puedes comprar un librito de mándalas o dibujos bonitos, y usarlo para esos momentos en que buscas respuestas, (buenísima técnica para reducir el estrés).

  • Platicar

Este es el último punto, pero no el menos importante, siempre puedes optar por platicarlo con alguien de tu entera confianza, que sabes te escuchará sin juzgarte, a veces cuando hablamos nos escuchamos realmente y encontramos esas respuestas que tanto buscamos.

En caso de que alguna de estas técnicas no tengan efecto inmediato, tranquila no estás maldita o carente de respuestas, como te dije anteriormente, muchas veces las respuestas están muy bien guardadas que se necesita un remolque para escavar en las profundidades de nuestro ser y sacarlas,

¡no desistas, no dejes de buscar, aunque te pase como a mí que hay días en que no sabes ni qué quieres!

compartir
0

Aún sin comentarios.

¿En que estas pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

%d bloggers like this: