dashblog logo
Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Planeo enviarte contenido muy interesante cada domingo, al cual tendrás acceso sólo suscribiéndote al newsletter

Zapisz Zapisz

POR QUÉ DEBERÍAS DE TOMAR UNA ACTITUD DE VIERNES SIEMPRE

Hoy es viernes y como que el cuerpo lo sabe desde que uno despierta, no sé si a ti te pasa como a mí, pero en lo personal cada viernes me siento como más ligera (claro a menos que tenga algo importante pendiente que me requiera ese día), y bueno… esa ligereza particular de viernes me hizo analizar,

¿porqué tengo que esperar a que sea viernes/fin de semana/ vacaciones o puente para permitirme sentir así de ligera?

En mi tema de análisis del día caí en cuenta que, por lo general, vivimos con la culpabilidad de sentirnos relajados, la palabra relajarse la empleamos siempre que buscamos desconectarnos o alejarnos del mundo, pero, hoy comprendí otra forma de relajación que no tiene nada que ver con desconectarse del mundo, si no, simplemente hacer las cosas a un ritmo menos intenso y estresante. Sé que a lomejor piensas, “pero tengo un trabajo, responsabilidades, compromisos, familia, hijos y pareja, ¿cómo demonios voy aligerarme con todo eso que tengo que hacer?

Y es que, con ligereza no me refiero a flojera o dejar de hacer las cosas, me refiero a, realizar las cosas con una rayita menos de intensidad, poner menos presión y expectativas sobre mis hombros respecto a mis obligaciones diarias.

9e9615b16449ab7457f505a4a435b4cb

 

Mi punto va más a una ligereza mental, esa que te permite ver las cosas como en cámara lenta, pero con perspectiva. Voy a poner un ejemplo un poco extraño, pero es el primero que se me vino a la mente y creo que aplica para mi explicación (espero así sea, si no entiendes me lo dices en los comentarios jajaja), supongamos que la mente es como un ojo, cuando parpadeas mucho y rápido tienes la sensación de que el mundo se mueve rápido y no ves bien las cosas, perooooo, cuando abres los ojos y parpadeas de una forma natural puedes observar el mundo con mayor detalle y calma.

 

Así es como yo interpreto la ligereza mental, quitarse la etiqueta de “tengo que hacer”, “tengo que cumplir”, “tengo que ir”, “tengo que decir”, etc;

Creo que si trataremos de tomar esa actitud en la vida diaria, no nos toparíamos con personas como locas pitando el claxon en el tráfico, gente peleando en la fila del súper o del banco, habría menos problemas familiares, en pareja o con amigos, y es que, vivir tensos/ apretados/ estresados o como le quieras llamar siempre será motivo para limitar nuestra sana relación con los demás, (te lo digo yo precisamente que no soy la persona más relajada), y fue precisamente esa característica de mi persona la que me llevó a caer en conciencia de que,

Cuando me siento ligera (mentalmente) fluyo de una manera más armónica con el mundo.

1dea23c91eb1f1b013ebe35482b9e654

Y el ejemplo claro es este escrito, resulta y resalta que yo muy mona por la mañana dentro de mi lista de actividades del día, porque trato de tener siempre lista de actividades, (un hábito que no tenía pero mi querido, ordenado y estructurado esposo me lo ha ido inculcando poco a poco y he visto resultados buenos en mi productividad diaria), yo siempre yendo por las ramas, es que, es el paréntesis para no hacer tu lectura tan tediosa, además siento que lo estoy hablando en voz alta, no lo puedo evitar jajaja

Dentro de mis actividades del día me puse sacar una lista de temas de los que me gustaría platicar durante mi Proyecto 100 días, (logré una larga lista de temas muy bonitos y enriquecedores tanto en viajes como a nivel personal), mientras iba anotando la lista se me venían a la mente cosas que podía escribir de cada tema y me dije, ¡estoy on fire! cuando me ponga a escribir esto va fluir facilitooooo…  y resultó que, cuando me di el tiempo de sentarme a escribir mi cerebrito estaba pensando en la inmortalidad del cangrejo, en que ya no hay lechuga ni agua, que tengo que lavar ropa, etc, en todo menos en lo que debía, y como buena controladora me empecé a poner un poquito ansiosa porque no iba a cumplir con esta actividad a la hora que la tenía planeada, y entre que mi mente estaba de vacaciones y el control la quería sentar a trabajar se hizo una mezcla muy interesante, de ansiedad y desesperación, recurrí a mis  millones de lecciones/ video/ lecturas y terapias sobre dejar ir el control para darme un minuto respirar y pensar en (cámara lenta) sobre lo que debía hacer para que la inspiración regresara, pasaron 10/15 minutos y mi inspiración ahora estaba de vacaciones en Bora Bora porque de plano no regresaba…

De repente recordé un capitulo en un libro que me estoy devorando, (Los Done de la Imperfección de Brené Brown, aún no lo termino pero lo recomiendo), en donde la autora menciona una situación similar a la mía.

Tenía que ponerse a escribir pero su inspiración estaba justamente como la mía, de vacaciones en Bora bora, así que decidió tomarse un tiempo para hacer otra cosa menos exigente; no tirar flojera precisamente, en vez de ello, decidió cambiar su actividad principal por otra que quería y debía hacer, aquí debo de hacer otro paréntesis ya que esto me parece importante, (no está mal dejar de hacer una actividad u obligación siempre y cuando la puedas posponer por otra, trata de hacerlo por algo que te deje algo bueno, si sientes que, tontear en Facebook por media hora te dejará algo bueno esta bien hazlo, pero, si por el contrario te pondrá ansiosa por ver las vidas perfectas que aparentan tus amigos o perderás el tiempo viendo puros memes, entonces esa no es la actividad correcta para ese momento… puedes aprovechar el tiempo para hacer algo que te aporte a tu persona ya sea fisica o mentalmente, puede ser leer un libro, pintarte las uñas, ver tele o hablarle a alguna amiga, así tu tiempo no se habrá perdido, y mientras te relajas  adelantas algo debías hacer y te apetece más en ese momento.

Es así como funciona la mente en cámara lenta, de una forma más inteligente y práctica.

0dd43cbdc9735afeeeab30803bb0f860

En mi caso, como me estoy tomando muy enserio mi Proyecto 100 días con el ejercicio me puse a ver unos videos sobre el tema, aprendí mucho sobre carbohidratos, grasas y hasta a identificar mi tipo de cuerpo “endomorfo”, en mi caso para mí fue un tiempo bien aprovechado porque debido a que tengo una meta con mi cuerpo, conocer todo esto  me ayuda caminar hacía mi meta de una forma más correcta.

Ya para no hacer el cuento más largo y porque ya casi me voy a cenar con mi esposo, voy a finalizar con mi recomendación, que es tratar de aplicar la ligereza de viernes lo más que puedas en tu día a día, a mí hoy me funcionó, se que habrá días que será un poco más complicado, otros que de plano no voy a poner y tal vez hasta habrá días que no llegue ni a ligereza a lomejor me quedo en pereza, pero en la medida que pueda si trataré de recordar la sensación y el resultado que me dió tomar esta actitud un viernes cualquiera,  recuerda:

  1. Ves en cámara lenta
  2. Te sientes más feliz y
  3. Te relacionas mejor con tus seres queridos.

Me despido deseandote un bonito fin de semana ligero, relajado y lleno de mucho amor <3

e708cdd287a85c2ec8d175350bb6b148

Ah PD: si conoces a alguien que se estresa mucho o es muy rigido consigo mismo, comparte la info es gratis y le puede ser interesante <3

PD2: Este es mi tercer día de Mi Proyecto 100 días 😀

 

compartir
0

Aún sin comentarios.

¿En que estas pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

%d bloggers like this: